El blog de Teatro en Madrid

el cavernicola teatro figaro nancho novo madrid

Pues si, nuestro troglodita favorito, Nancho Novo, ha logrado hacerse fuerte en su cueva y no parece que nadie sea capaz de sacarlo de allí. En efecto, El cavernícolade Nancho Novo acumula ya seis temporadas confinado en su guarida rupestre y pudiera parecer que lleva allí más años que el bisonte en las paredes de la Cueva de Altamira.

Este irreductible hombre primitivo, Nancho Novo, es tozudo, tenaz e inasequible al desánimo, y ha decidido permanecer en su gruta del Teatro Fígaro por tiempo indefinido. Según nos cuentan quienes han tenido valor para adentrarse en los recovecos de su escondrijo, ‘El cavernícola‘ ha tomado como rehenes al humor, a la comedia, al talento, al ingenio y al siempre atractivo mundo de lo políticamente incorrecto.

Algunos desaprensivos han tratado de expulsar a Nancho Novo, El cavernícola, de las profundidades de su caverna, pero se niega y proclama que la cueva del Teatro Fígaro es el único lugar de este planeta prehistórico en el que se pueden decir todas las verdades libremente, así como hablar de hombres y de mujeres sin que lo tilden de descarado, desvergonzado y ofensivo contra la seriedad rancia y almidonada de aquellos que no se atreven a mirar la realidad a través de la sonrisa y de la provocación más edificante.

Lo cierto es que más de uno ya se está pensando la posibilidad de solicitar formalmente a la UNESCO, a la ONU, a Galerías Preciados o a quien sea, que declaren la caverna del cavernícola como Reserva de la Biosfera más Redonda y a los gags de Nancho Novo como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad más Humana e Ingeniosa. En tanto que llegan tales merecidos reconocimientos, miles de ansiosos espectadores, mujeres y hombres, siguen gozando, noche tras noche, de la imponente experiencia de reír, reír y volver a reír con el cerebro y las endorfinas a tope de revoluciones.

Lo antes posible, acude a visitar a Nancho Novo, aEl cavernícola, a su secreto bastión de la comedia, ese que con uñas, dientes y sílex defiende desde el escenario del Teatro Fígaro.

A ser posible, vente con tu pareja. Y si no tienes pareja, puede que la Providencia sea generosa contigo, entre tan ingente caudal de risas y sabiduría cómica y ácida.

El único peligro es que quieras quedarte a vivir con ‘El cavernícola‘, en su mundo escondido de mujeres, hombres, humor e incorrección política. Ya estás tardando mucho en comprar tu entrada, y mira que nos estamos poniendo pesaditos con el tema.

Categorías: COMEDIAS EN MADRID

Escribe un comentario


Grupo Smedia