El Blog de Teatro en Madrid

sinacio comedia teatro smedia

Los de ahí fuera, los que jamás leerán revistas como esta, los que se ocupan de repartirse entre ellos lo que habría que repartir entre todos, se están esforzando con denodado interés en conseguir que se nos olvide reírnos. Y no pueden ganar.

La risa es uno de los ingredientes fundamentales de la felicidad, la expresión extrema del buen humor y el camino más corto para contagiar alegría.

– Me ha convencido. Me pone dos kilos y me los envasa al vacío.

No es fácil fabricar risa. Ni encontrarla en el mercado negro. Cuando somos niños no hay problema. Cualquier crío se ríe de forma natural una trescientas veces cada día. Por eso son tan felices. Sin embargo, cuando nos convertimos en adultos abandonamos esta sana costumbre. Los más risueños apenas alcanzan las cincuenta risas diarias; ¡¡los más risueños!! La mayoría ni siquiera llega a las quince.

La risa transporta emociones, acelera la amistad, provoca bienestar y por si fuera poco, facilita la práctica del sexo. Siempre se ha dicho que es más fácil hacer llorar que hacer reír y tal vez sea cierto. Por eso supongo que cuando un montón de arquitectos e ingenieros hicieron los planos del mundo (así empezó todo) no hubo discusión en cuanto a la construcción de infinidad de teatros a los que los futuros habitantes de este planeta pudieran acudir para practicar cómodamente (pondrían sillas en todos los teatros) el gratificante arte de disfrutar, de sentir, de emocionarse, de compartir, de vivir y como no, de reír.

Y desde entonces en cada ciudad o en cada pueblo de este disparatada esfera azul, cada semana se levantan miles de telones rojos de terciopelo para repartir una pizca de felicidad entre los que han decidido que la vida es mas vida si la salpicas con risas, carcajadas, ternura, suspense, intriga, música, magia…

– Mira tú. No sabía que existían tantas emociones. Póngame otros dos kilos de cada.

Comienza el otoño, que caigan las hojas y la pereza de ir al teatro. No paren nunca de reír, sobre todo para que no ganen los de ahí fuera.

José Ignacio Salmerón (SINACIO)

sinacio comedias smedia

Escribe un comentario


Grupo Smedia