El Blog de Teatro en Madrid

la-piedra-oscura-cartel

Lo primero, enhorabuena por los cinco Premios Max 2016 que ha conseguido ‘La piedra oscura’.

¿Cuál crees que ha sido la clave para arrasar con tantos galardones y de categorías tan destacadas?
Eso siempre es un misterio indescifrable. Son tantos los factores que entran en juego, y de órdenes tan distintos, que es imposible analizar. Digamos que fue un poco el juego del amor y del azar. La función generó mucha aprobación en mucha gente y se dieron las condiciones para que ese afecto llegara a los premios, cosa que no siempre sucede. En sus anteriores representaciones, el público destaca la tensión dramática que puede vivirse durante la representación.

¿Con qué elementos escénicos contáis para haber logrado un sentimiento tan a flor de piel en los espectadores?
Con un gran texto, con un espacio; unas luces y un sonido que dialogan con el material sin sofocarlo y con dos actores extraordinarios que trabajan cada día sobre la posibilidad del encuentro en presente. Soy muy afortunado por haber encontrado este equipo y por contar con su confianza. Sin esa confianza es imposible hacer teatro.

¿Qué pueden llegar a conseguir las paredes de una habitación de un hospital militar?
El espacio en la obra es fundamental. La situación del encierro es la que posibilita el encuentro. El trabajo de Elisa Sanz, multiplicando esos muros, nos ha ayudado mucho a habitar ese encierro.

La cartelera teatral madrileña es muy extensa, ¿Por qué debería ir el público a ver ‘La piedra oscura’?
Por su propio deseo de verla, haya nacido de dónde haya nacido. El vínculo con el teatro (tanto haciéndolo como viéndolo) tiene que nacer del propio deseo de estar ahí. De la propia inquietud. No hay un ‘debería’ al que responder, sino un deseo que satisfacer.

Los seguidores de Club Smedia preguntan:

¿Qué le pediría al gobierno en materia de artes escénicas? (AMELIA GONZÁLEZ ROMÁN CORTES)
Concretamente en Madrid, que cada teatro público tenga un director y un perfil de programación claro. Que se invierta en investigación y en producción. Que los espacios públicos no sean espacios de exhibición de producciones hechas con criterios de mercado. En síntesis, que se valore la actividad en su especificidad que es mucho más poderosa de lo que habitualmente se cree.

¿Cuánto tiene de reivindicación su teatro y qué necesidad tiene de condenar las miserias humanas? (RAÚL NIETO GONZALEZ)
Ninguna necesidad. No desde el teatro. No concibo el teatro como un espacio para dar clase o reivindicar ideas. Intento vincularme con mi trabajo como quien investiga algo que le gusta, para ver de qué está hecho. El teatro didáctico o aleccionador me puede conmover o irritar, pero me lo suelo olvidar al día siguiente.

A pesar de que esta situación nunca se produjo, ¿qué os movió a contar esta historia? (MANUELA MOLINA ROMERO)
Bueno, que no se haya producido exactamente así no quiere decir que no haya podido suceder. Creo que el deseo de Alberto Conejero tiene que ver con homenajear al relato como construcción de realidades, poniendo en el centro a un personaje que, hasta esta obra, ocupaba el margen de la historia oficial. Al leerla, deseé ponerla en escena por su gran teatralidad: la espera, el encuentro, y la idea de repetir las palabras para no morir, son materiales netamente teatrales.

Siendo argentino ¿qué diferencias existen entre el teatro que se representa aquí y el de tu país de origen, y si existen grandes diferencias entre los gustos del público? (RICARDO CONCHA VILLANOVA)
Ya hace siete años que no vivo en Buenos Aires y a pesar de ir allí cada verano europeo, prefiero no hacer generalizaciones, que por otra parte abundan por todos lados y dicen todas más o menos lo mismo. Creo que (como diría Bresson) ‘la terrible costumbre del teatro’ está aplastando en gran medida la posibilidad del acontecimiento. Hay mucho teatro-parásito, que ocupa el lugar del teatro, y lo convierte en una mercancía más, como un producto en serie. Por suerte, de vez en cuando aparecen esas excepciones, tanto allí como aquí, que nos recuerdan que el teatro es otra cosa.

Categorías: PROTAGONISTAS

Escribe un comentario


Grupo Smedia