El Blog de Teatro en Madrid

pablo chiapella

Hoy nos apetece rendir un merecido, emotivo y cálido homenaje al actor paradigmático, al cómico por excelencia, al más admirado maestro de las risas indecentes, superficiales y catódicas de todos nuestros horizontes patrios…

No te equivocas, hoy nos apetece hablar de Pablo Chiapella, la referencia interpretativa más clara y honesta de la incorrección política y de la excrecencia social. Si buscas aquí una crítica profunda, objetiva, rigurosa y documentada, más vale que abandones este blog lo antes posible.

Ya sabemos que lo conoces mejor por el pseudónimo de ‘El Cuqui‘ o por su personaje de ficción más popular, Amador Rivas, el gañán, el ‘vividor follador’ -perdón, ya sabemos que en los blogs serios de crítica teatral no se puede mencionar la palabra ‘vividor’-, el desahuciado, el ex-empleado bancario, el barrendero, el desempleado, el sintecho, el aprendiz de gigoló bizarro, el rey del salami, el inculto, el mal hablado, entre otros muchos apelativos y descalificaciones, a cual más mundana y deleznable.

Mientras todos hablan de gastronomía molecular y de refinados pintxos, en la ficción Chiapella solo nos habla de ‘pinchitos’.

Mientras media España pierde el tiempo mirando soporíferos power points de Paulo Coelho para triunfar en la vida, nuestro entrañable Amador Rivas solo piensa en ‘pinchar’. Triunfar es ‘pinchar’ y para ello no es imprescindible fingir que ves los documentales de ‘la 2’ o que eres un fan incondicional de Eduard Punset, el sesudo y mediático vendedor de pan de molde.

Es innegable que, de una u otra forma, todos queremos a Pablo Chiapella, porque nos sentimos colectivamente representados e identificados con los personajes a los que da vida en el escenario y también en televisión.

Es obvio que una cosa es lo que nos gustaría ser y otra bien distinta lo que somos en la realidad cotidiana. Y Chiapella posee un talento espectacular para encarnar situaciones reales e impregnarlas de humor, risas y comedia, salpicada con toques hilarantes de grano grueso, que a veces nos recuerdan nuestra más secular tradición literaria vinculada a la picaresca.

Pablo Chiapella tampoco nos olvida. Podremos verlo los próximos 17 de abril, 8 de mayo y 19 de junio de 2015 sobre las tablas del Teatro Cofidis Alcázar de Madrid, con su celebrado espectáculo ‘Sí, Soy el Señor‘, una disparatada ruta por las vivencias cómicas de uno de los actores más queridos de nuestro país. No te pierdas esta impagable función de monólogos cómicos de nuestro Pablo Chiapella.

Escribe un comentario


Grupo Smedia