El Blog de Teatro en Madrid

Grupo Smedia. Teatros en Madrid

Señor Vera, ¿qué ha estado usted haciendo desde que dejó la dirección del Centro Dramático Nacional en enero de 2012?

Nada más terminar en el CDN, prácticamente recién estrenada ‘La loba’, me fui al Festival de Ópera del Mediterráneo, al Palau de les Arts de Valencia, a hacer un programa doble con Zubin Mehta compuesto por Il Trovatore y Medea. Fue un reto en mi carrera porque tuve que hacer los dos espectáculos prácticamente seguidos y con un modelo de escenografía que servía para los dos. Fue una experiencia muy gratificante y tuve la suerte de coincidir con Violeta Urmana, que hizo una Medea extraordinaria y con la que desde ese momento me une una relación personal y artística enorme.

En sus casi 8 años al frente del CDN dirigió usted a Chéjov, Brecht, Shakespeare, Valle-Inclán, Ibsen… Autores y textos muy serios. ¿Cómo se le ocurre empezar esta nueva etapa con una comedia de Mihura?

En primer lugar, queríamos un texto que tuviese una cierta connotación de proximidad con el público, porque de alguna manera con esta producción empezamos una andadura distinta. Hay que reinventarse continuamente y esta es una nueva etapa. Y queríamos también un texto que aglutinase a un tipo de actores con los que yo ya había trabajado en anteriores montajes y con los que me interesaba mucho seguir trabajando. En cuanto a por qué una comedia, en realidad yo empecé haciendo comedia, en un grupo de teatro que se llamaba Tábano donde hacíamos papeles muy cómicos. Yo era un actor cómico de la compañía y me tocaba hacer un teatro de repertorio, que por cierto es una escuela estupenda. Pero es que a mí todo el mundo me ha dicho siempre que tengo mucha guasa y mucha retranca, y que por qué no hacía una comedia. Así que dije: pues mira, este es el momento, renovarse o morir. Pensé también que en una época tan deprimida y tan depresiva como esta, el hecho de hacer una comedia española y de Miguel Mihura tenía un valor añadido para el espectador, y realmente viendo ahora los ensayos, donde disfrutamos tanto y nos reímos tanto, yo creo que el público va a participar también de esa bocanada de aire fresco en la cartelera. Estoy seguro de que al espectador le va a provocar un enorme placer, además de ver un espectáculo de teatro de primer orden.

¿Qué es Grey Garden?

Grey Garden es el nombre de una nueva empresa teatral, que empieza su andadura con Maribel y la extraña familia y que continuará próximamente con un texto extraordinario de un autor irlandés de hoy, Martin McDonagh, que se estrenará en el Teatro Español. Nos hemos reunido cuatro profesionales para hacer un tipo de teatro que de alguna manera estuviese a caballo entre lo privado y lo público, para poder acometer un repertorio de obras que nos permitiese al mismo tiempo crear una compañía con actores versátiles, que han trabajado en los mejores teatros y los mejores espectáculos, y así ir poco a poco configurando un elenco y un proyecto con el que poder hacernos un hueco en la cartelera, de una forma bastante competitiva porque al fin y al cabo se trata de una empresa privada. Quiero expresar aquí mi agradecimiento a Enrique Salaberria, Tomás Giménez Rueda y Víctor Fernández Guerra por habernos embarcado juntos en esto. Ellos aportan su gran experiencia y toda la infraestructura de producción de Smedia y yo me encargo del control artístico del proyecto. Llevamos ya seis o siete meses trabajando juntos y estoy realmente satisfecho. Esta nueva etapa que empezamos con este primer espectáculo, que es Maribel, está siendo tan gratificante que estoy deseando que hagamos muchos más.

¿Echa de menos la gestión pública?

No. Creo que he hecho lo que tenía que hacer y en el momento en que tenía que hacerlo. Yo no soy un hombre de nostalgias, creo que esos ocho años han estado muy bien y estoy muy agradecido a Carmen Calvo que me nombró, y a Ángeles González Sinde y César Antonio Molina que me mantuvieron en el puesto. Pero a partir de ahí veo la vida de otra manera. No me gustaría hacerme cargo de un organismo público en un momento de tanta dificultad, económica y a todos los niveles, como la actual. Creo que mi etapa pasó y tienen que venir otras, y yo estoy muy ilusionado con esta nueva fase porque es una nueva reinvención en mi vida. Yo empecé como actor en Tábano, pasé luego a hacer escenografía, más tarde comencé a dirigir teatro, y películas, hice programas de televisión, series de televisión… He estado reinventándome siempre, y esto es una reinvención más. Me pilla más mayor, pero también con más experiencia. Y ni esta crisis ni esta época tan degradada, van a conseguir minar mi ilusión por el trabajo y por el futuro.

¿Qué le parece la subida del IVA de la cultura al 21%?

Sería una estupidez si no fuese una canallada. Nos ha roto de arriba abajo y nos ha colocado en una situación de dificultad enorme. Y es que por mucho que digan los periódicos de derechas que somos unos vagos y maleantes, esta es una profesión que se hace día a día a base de trabajo, y hay muchísima gente que vive de este trabajo y muchísima gente que ahora está viviendo con muchas dificultades. Porque el teatro no es solo los grandes nombres que aparecen en las carteleras, sino el día a día de muchos profesionales, actores, productores, técnicos, escenógrafos, iluminadores, que están pasándolo muy mal y eso no se lo debemos perdonar a este gobierno.

¿Qué podemos esperar próximamente de Gerardo Vera y Grey Garden?

Ilusión, experiencia y teatro con mayúsculas. El teatro que queremos hacer es un teatro para todos los públicos y, a la vez, de una extraordinaria calidad. Somos una empresa privada con vocación de atraer al público, evidentemente, pero contamos con un equipo de profesionales de reconocido prestigio en sus respectivos ámbitos, y eso se va a ver encima del escenario.

Escribe un comentario


Grupo Smedia